Comparte o imprime

Se constituyen las Cortes - ¡Viva la Pepa! 1812

Fernando VII (1784-1833) en un retrato de Vicente López.
Hijo de Carlos IV y María Luisa de Parma, Fernando VII nació el 14 de octubre de 1784 en el Palacio de El Escorial. Llevó a cabo una conspiración contra su padre aprovechando el descontento popular alrededor del valido Manuel Godoy, pero en 1807 sus intenciones fueron descubiertas y tras declararle culpable el rey lo absolvió.
 MUSEO MUNICIPAL, MADRID

Ante la ausencia de Fernando VII, los españoles, a través de todo este sistema de juntas, se habían dado un gobierno con la misión de coordinar la resistencia contra los franceses. Para algunos se trataba de una situación de emergencia y todas las juntas tenían carácter provisional mientras el rey no pudiera volver a España y recuperar su pleno poder. Pero otros pensaban que aquella era una oportunidad para crear un nuevo sistema de gobierno, más justo y más representativo que el régimen absolutista de los reyes borbónicos. 


Soñaban con aprovechar la guerra contra Napoleón para hacer en España una revolución política como la francesa de 1789. Fue así como surgió la reivindicación de convocar las Cortes.

La institución de las Cortes se remontaba a la Edad Media, cuando en cada uno de los reinos de la Península existían asambleas en las que estaban representados los tres estamentos de la sociedad: el clero, la nobleza y las ciudades. Las Cortes aprobaban leyes y a veces se enfrentaban al poder de rey. Sin embargo, desde el siglo XVI habían entrado en franco declive como consecuencia del afianzamiento del poder absoluto de los monarcas, y en el siglo XVIII o habían desaparecido o se convocaban en ocasiones muy contadas. Ahora, muchas voces se alzaban para exigir que se restablecieran aquellas Cortes con todas sus prerrogativas. Aunque, en realidad, más que resucitar una institución medieval lo que querían era crear una asamblea nacional que asumiera toda la soberanía, como había sucedido en Francia en 1789.

En abril de 1809, un miembro de la Junta Central, Lorenzo Calvo de Rozas, propuso formalmente convocar las Cortes, con el objetivo de establecer una «Constitución bien ordenada». Los defensores del absolutismo recelaban de la iniciativa, dado que se pretendía convocar unas Cortes en ausencia del monarca, algo sin precedentes, mientras que los liberales esperaban que la asamblea sirviera para introducir las reformas que necesitaba el país y cambiar así el rumbo de la historia de España. El 22 de mayo de 1809, la Junta Central aprobó la propuesta de Calvo de Rozas y durante los meses siguientes debatió cuál debía ser el sistema de elección de los diputados.


"Historia National Geographic" 

Juramento de los diputados - ¡Viva la Pepa! 1812

Con casi toda la Península ocupada por Napoleón, y bajo las bombas de los franceses, se celebraron en Cádiz unas Cortes destinadas a cambiar el rumbo de la historia de España.

¡Viva la Pepa! 1812, las Cortes de Cádiz y la primera Constitución Española

A las nueve de la mañana del 24 de septiembre de 1810, un centenar de diputados, en representación de todas las ciudades y provincias de España, se congregaron en el ayuntamiento de la Isla de León (la actual ciudad de San Fernando, adyacente a Cádiz). Salieron en comitiva hasta la iglesia parroquial, donde el cardenal arzobispo de Toledo, Luis de Borbón, celebró una misa. Acto seguido, se preguntó a cada uno de los diputados:

  • ¿Juráis la santa religión católica apostólica romana sin admitir otra alguna en estos reinos?
  • ¿Juráis conservar en su integridad la nación española y no omitir medio alguno para libertarla de sus injustos opresores?
  • ¿Juráis desempeñar fiel y legalmente el encargo que la nación ha puesto a vuestro cuidado, guardando las leyes de España, sin perjuicio de alterar, moderar y variar aquellas que exigiese el bien de la nación?

Si así lo hiciereis, Dios os lo premie, y si no, os lo demande

Todos los diputados presentes juraron afirmativamente, a pesar de algún tímido reparo planteado previamente a la ceremonia. Acabados los actos religiosos, los regentes y los diputados se trasladaron al salón de Cortes, situado en el teatro Cómico de la Isla de León. El presidente del Consejo de Regencia pronunció un breve discurso; así quedaban inauguradas las Cortes generales y extraordinarias, la asamblea que pasaría a la historia con el nombre de Cortes de Cádiz.

El mismo 24 de septiembre, las Cortes aprobaron su primer decreto, en el que los diputados se proclamaban representantes de la nación española y afirmaban que en ellos residía la soberanía nacional, reservándose el poder legislativo en toda su extensión. Era una decisión revolucionaria, con la que las Cortes despojaban al monarca de su poder absoluto y sentaban las bases de un régimen constitucional, el primero de la historia de España. Todo había comenzado dos años antes, en 1808, con la entrada en la Península de los ejércitos de Napoleón, emperador de Francia. La invasión inesperada provocó un verdadero colapso de las estructuras del régimen absolutista; todo el entramado político de la monarquía borbónica se vino abajo, empezando por el rey, Fernando VII, que se encontraba retenido en Francia por Bonaparte.

En esta situación de vacío de poder, mientras se producían los primeros enfrentamientos entre los soldados franceses y la gente del país, se formaron de manera casi inmediata juntas de gobierno, locales y provinciales, que se organizaron, a su vez, en juntas supremas (regionales). En septiembre de 1808 se creó la Junta Central, integrada por treinta y seis vocales de las juntas provinciales. Se instaló en Aranjuez, pero, en diciembre de aquel año, ante el avance de las tropas de Napoleón, se retiró a Sevilla.


"Historia National Geographic" 

Cádiz a pie. Constitución de 1812


En esta ruta descubriremos algunos de los lugares, más importantes para la ciudad y para España, pues conmemoran las Cortes Generales y la Constitución de 1.812. Os invito a descubrir una de las épocas más representativas de la ciudad. (Al final del post, verás la ruta en el mapa, marcada con puntos azules).

Palacio de la Diputación de Cádiz
Partimos del centro de recepción de turistas, nos dirigimos al Palacio de la Diputación, antigua aduana, actualmente alberga algunas exposiciones en alguna de sus salas, con suerte podemos visitar alguna. Justo delante, encontramos la Plaza de España, donde destaca el Monumento a las Cortes, homenajeando la primera constitución española, que se redactó en Cádiz, y sobre la que veremos varios monumentos y espacios que la representan. En este monumento pueden leerse los nombres de los que juraron la primera Constitución.

Justo detrás, podemos ver la Casa de las Cinco Torres, y a la derecha la Casa de las Cuatro Torres, se trata de edificios que albergaba casas para los comerciantes que pasaban temporadas en Cádiz y necesitaban algunas viviendas. Actualmente, podemos observar en ella alguno de los tipos de las torres miradores que existen en Cádiz.

Murallas de San Carlos
Atravesando las Murallas de San Carlos, llegamos a la Alameda Apodaca, jardín junto al mar, de estilo regionalista, sorprende la decoración de sus jardines, que ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad. Llegaremos a la Iglesia del Carmen, de estilo barroco.

Visitaremos el barrio del Mentidero, aquí veremos la plaza llena de bares y terrazas donde degustar algún producto de la ciudad. Desde aquí, llegamos a la Plaza de San Antonio, una de las plazas más emblemáticas de la ciudad, testigo de la proclamación de la Constitución. Varios edificios destacan en esta plaza. La Iglesia de San Antonio, La Casa Pemán, La Casa Aramburu y el Casino Gaditano. Sin duda, os recomiendo entrar en estos edificios, es una de esas plazas que no te puedes perder.

Nos dirigimos al Oratorio de San Felipe Neri, principal protagonista de la creación de la constitución de 1.812. Sede de las reuniones de las Cortes, en su exterior podemos ver las lápidas que conmemoran el centenario de las Cortes de Cádiz. Podemos visitar el Museo de las Cortes.

Plaza de San Francisco
Llegaremos a la Plaza de San Francisco para terminar aquí nuestra visita, una de las plazas con más encanto de la ciudad, famosa por fiestas como el carnaval o la Semana Santa, donde sirve de escenario. Encontramos la Iglesia de San Francisco.

Además, podemos terminar la ruta saboreando algunas tapas típicas de la ciudad, en alguno de los restaurantes que se encuentran en la misma plaza.

Mapa confeccionado por Club Liberal 1812 de Canarias. Hemos preparado este mapa para facilitarte el recorrido (es posible que tengas que reducirlo un poco o acceder ampliándolo a Google map)


Fuentes y créditos: Texto: Plaza de la Luz Fotografía: Archivo gráfico internet

Subscribete por Email para recibir todas las actualizaciones