¿Qué es Crónica Liberal?

Crónica Liberal es un medio de comunicación digital que el “Club Liberal 1812 de Canarias” pone a disposición de los usuarios de Internet con artículos de opinión, actualidad, política, social, empresarial, económica... desde el pensamiento liberal.

Cita 2

Liberal Cita 2

Cita

No robarás. El gobierno odia la competencia.
Comparte o imprime

La diferencia entre ser femenina y feminista | Ainara Ferrer Henderson

Ainara Ferrer

El Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre, no me quita de ser femenina, es lo que nos distingue a las mujeres, yo no quiero ser masculina, no quiero ocupar el espacio o el rol del hombre, ni dejar de maquillarme o ser coqueta y vestirme a mi gusto incluso para gustar a los demás, ni estar reñida con la maternidad, el cuidado de la casa y de la cocina o de que yo misma sea quien críe a mis hijos.

Hay mujeres que están enfermas del sentido de la culpa y se pasan el día flagelándose y pensando que están cometiendo un gran pecado. La frase que más se repiten a lo largo del día es el tengo que..., ser la mejor madre, esposa, hija, hermana, amiga, trabajadora... y esto es totalmente incompatible con nuestro tiempo y estabilidad emocional.

A las feministas de hoy no les gusta cuando el reloj biológico suena, para muchas esta pura realidad en que las prioridades cambian y muchas mujeres no queremos ser directivas de empresa, ni cargos que nos priven de administrar nuestro tiempo de otra manera, queremos tener niños, cuidar nuestra casa, ser esposas sin dejar de ser trabajadoras y tener nuestra propia independencia tanto económica y laboral como de tomar nuestras propias decisiones, sin dejar de ser madres, esposas, hermanas o amigas.

Hay mujeres que no quieren ser madres y otras quieren serlo sin dejar de ser femenina, mujer y profesional, de las que no sentimos que en la vida se tenga que elegir y se pueda tener, con cierta dificultad y esfuerzo añadido, el disfrute de ambas pasiones.
La mujer femenina, tiene esa extraña habilidad de comprometerse y salir airosa de las batallas del día a día, sabe estar y donde tiene que estar, no necesita que le marquen la ruta, pues ella misma es su capitana.
Las nuevas feministas, están confundiendo todo esto, llegando incluso a culpar al hombre por el mero hecho de haber nacido hombre y queriendo cambiar el orden natural de nuestra especie, confundiendo los derechos y oportunidades iguales para todos (hombres y mujeres) con la guerra frontal contra el hombre por el mero hecho de serlo. Gran error, nosotras necesitamos a los hombres y ellos nos necesitan a nosotras.
Pocas feministas se habrán librado de escuchar frases de boca de otras mujeres cuando se habla de masculinidad, de violencia de género o de feminismo en general: "no sé con los hombres que habrás dado tú, pero los de mi entorno son maravillosos", o esta otra "has debido tener muy mala suerte con los hombres para hablar así de ellos". O directamente esta: "No soy feminista porque no odio a los hombres".


Muchos de los principios del feminismo han sido malinterpretados y tergiversados. Para que esto no siga ocurriendo, es importante que quien sabe lo que significa el feminismo ponga su granito de arena en cuanto al tema de educación se refiere. El buen feminismo no puede odiar a los hombres porque sabe que sin importar el género todos podemos ser miembros valiosos y aportar desde nuestras respectivas trincheras. Además, la existencia de la especie en la tierra no sería posible sin la unión de un hombre y una mujer, por lo que sería demasiado retrógrado e innecesario tratar de disminuir la importancia de los hombres.
Una mujer femenina, no necesita ser parte de estas nuevas feministas para conseguir sus objetivos o marcar sus metas, solo debe de luchar por una justicia igual y imparcial para todo el mundo, sea del género que sea.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Subscribete por Email para recibir todas las actualizaciones

El poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente. (Lord Acton)