Comparte o imprime

Europa Hundida | Lorenzo Soriano


EUROPA HUNDIDA
Publicado en reflexioneslsoriano el domingo 13 de noviembre de 2011

Habiendo quedado claro que Europa no es una unión homogénea de Estados con sus diferencias pero con sus políticas comunes en lo esencial, el que su supervivencia como Comunidad y su viabilidad como conjunto dependa de recibir créditos de los Países emergentes ya que entre ellos, o del tráfico normal no podrá subsistir ni mantener sus objetivos por mínimos que sean, debemos esperar que esto termine mal o muy mal. Sobre todo para algunos países mas expuestos, sensibles a los cambios y con escasa o nula capacidad de pago de las deudas contraídas para, según se ve, vivir por encima de las reales posibilidades de los que como países individuales pueden o podían permitirse. Creo sinceramente que es la clase o casta política en su conjunto aunque se podría no personalizar totalmente, y lo que emana de ella, las Instituciones Contaminadas y los funcionarios improductivos, los que parasitan toda posibilidad de crecimiento y desarrollo, comiéndose hasta las raíces más profundas de la riqueza de las naciones. Así, jamás y nunca se podrá resurgir, y hasta que pueda verse alguna posibilidad, luego de que esa Peste haya pasado, pasaran francamente, muchos años, con el sacrificio de una generación entera, como mínimo.

Los Créditos son necesarios para los grandes proyectos, o para los muy pequeños, pero hacer de ellos un modelo de subsistencia, de vida o de actividad general y cotidiana, y extender la idea de que sin ellos es imposible ni la supervivencia ni el modelo económico, es un mal de muy difícil cura y de nefastas consecuencias. Y empeora la situación que “pretendan” que los créditos se paguen en tiempo y forma. Vivimos muy por encima de lo que nos podemos permitir y alguien tendrá que decírnoslo a la cara, “botar” lo que sobra, reciclar lo servible y aligerar la carga de los que intentan como titanes que esto no se caiga; y todo esto sin la ayuda de la Instituciones que únicamente, y sin pudor ni decencia, se dedican a destruir lo que pudiera renacer y cualquier esperanza de cambio. Las quitas, o condonaciones de deudas es la esperanza de muchos países y se materializara sin duda. Todos lo ven imprescindible e incluso justo y necesario. Sin embargo, a nivel personal, esta situación no se da en las Administraciones cercanas , menos entre más cercanas, importándoles poco o nada, el recargar, o ejecutar deudas a familias o ciudadanos sin ingresos o sin posibilidad de cambiar su situación en plazos cortos, para pagar gasto publico- que no social-, del que la Administraciones se creen indiscutibles beneficiarios perpetuos.

Como ven, estamos muy lejos del aterrizaje, que sin duda se va a producir, pero lamentablemente algunos, muchos quizás, no lo podamos ver. 

A reflexionar.

Subscribete por Email para recibir todas las actualizaciones